Ecosistemas terrestres

1.1 Superficie y relieve

El estado de Morelos, uno de los más pequeños de la República Mexicana (figura 1.1), tiene una extensión territorial de 2 4 961 km lo que representa el 0.3% de la superficie total del país; está situado entre los paralelos 18º 20’ y 19º 07’ de latitud norte y los meridianos 98º 37’ y 99º 30’ de longitud oeste de Greenwich. Esta entidad limita al norte con el Estado de México y el Distrito Federal; al este y sureste con Puebla; al sur y suroeste con Guerrero y al oeste con el Estado de México (Aguilar, 1990).

Morelos debe sus características ecológicas a su ubicación geográfica entre las zonas neártica y neotropical; recibe influencia del Eje Volcánico Transversal en su parte alta al norte, y de la Cuenca del Balsas en su región más baja al centro y sur de la entidad (Aguilar,1995); asimismo, presenta un marcado gradiente altitudinal en dirección nortesur, lo que propicia una amplia riqueza de especies reunidas en ambientes diversos. En la porción norte existe una franja montañosa localizada de este a oeste, en la que se manifiestan las mayores altitudes de la entidad; éstas registran más de 4000 msnm en las cercanías del Popocatépetl en los límites con el Estado de México y Puebla. La segunda zona montañosa, caracterizada por la presencia de altitudes entre 3 000 y 4 000 msnm, se encuentra ubicada en la zona limítrofe con el Distrito Federal y el Estado de México. Al sur de estas serranías se ubican localidades como Apapasco, Tetela del Volcán, Tlacualera, San Juan Tlacotenco, Tres Cumbres y Huitzilac, caracterizadas por altitudes entre 2 000 y 3 000 msnm (Contreras-MacBeath et al., 2002).

Tanto la región del valle intermontano como la región suroriental de la entidad, correspondientes al 60% de su extensión territorial, registran altitudes entre 1 000 y 2 000 msnm; en estas regiones se ubican importantes localidades comerciales y la zona más densamente poblada de la entidad, que se localiza entre los municipios de Cuernavaca, Jiutepec, Yautepec y Cuautla. También se encuentran incluidas algunas localidades productoras como Jonacatepec, Tepalcingo, Yecapixtla y Temoac. Finalmente, en el sur de la entidad se ubica otra zona montañosa, conocida como Sierra de Huautla (en el sureste) y Cerro Frío (en el suroeste), situada entre 1 000 y 2 000 msnm, con localidades como Huautla, Tilzapotla, Puente de Ixtla, El Higuerón, Xicatlacotla y Cuautla (Contreras-MacBeath et al., 2002).

En la Síntesis Geográfica de Morelos (SPP, 1981), esta entidad ha sido regionalizada en las siguientes formas de relieve: lomeríos, mesetas, sierras, llanuras, dolinas, cañones y valles; en una clasificación más simple y tomando como base la información anterior, Boyás (1992) regionaliza al estado de Morelos según tres formas de relieve: planicies, lomeríos y sierras, las cuales ocupan respectivamente el 45%, 13% y 42% de la superficie estatal, es decir, aproximadamente el 87% es terreno montañoso, con una vocación hacia el uso forestal.

1.2 Geología

Según la cartografía incluida en la Síntesis Geográfica de Morelos (SPP, 1981), esta entidad queda comprendida dentro de dos provincias fisiográficas: la provincia del Eje Neovolcánico, con ubicación norte-este, y la provincia de la Sierra Madre del Sur, distribuida al suroeste de la misma; sin embargo, las características geológicas y fisiográficas de las montañas del norte son muy diferentes a las planicies del este, por lo que no deben contemplarse juntas dentro de una misma provincia; la zona suroeste del estado tampoco se ubica dentro de la Sierra Madre del Sur, sino dentro de la Cuenca del Balsas (Aguilar, 1990). Tomando en cuenta estas observaciones, Aguilar (1990) ubica al estado de Morelos dentro de las siguientes provincias fisiográficas: la del Eje Neovolcánico, situada al norte del estado por arriba de los 1 600 msnm, y la de la Cuenca del Balsas, distribuida al centro y sur de la entidad. Para fines de este capítulo se tomará en cuenta la clasificación de este último autor.